Erotismo,Sexo

¡Atrévete a probar esto y enciende la pasión!

28 Nov , 2019  

mujeres de compañia df

Sabemos que hay temas que aun se consideran tabú dentro de las relaciones sexuales, a pesar de cada vez hay una mayor apertura para hablar, discutir y opinar acerca del sexo. Uno de estos temas, además de contratar los servicios de las mujeres de compañia df, son los fetiches, que, al contrario de lo que se suele pensar, pueden ayudarnos a conocer nuestros límites y disfrutar la intimidad de una manera distinta. Un fetiche sexual consiste en sentir excitación por algún parte del cuerpo supuestamente no erógena, como los pies, o por algún comportamiento socialmente no reconocido o aceptado. Pero, precisamente por el hecho de ser algo poco conocido o poco practicado, los fetiches resultan aún más excitantes para quienes los practican. Si te interesa empezar a descubrir y practicar algunos fetiches sexuales, a continuación, te presentamos los tres más populares; recuerda que es muy importante no juzgarte ni a tu pareja, ya que la confianza debe ser lo primero en la lista.

  • Juego de roles y BDSM

Estos son los fetiches por excelencia, y ya no es nada raro encontrarte con alguien que quiera practicarlos en el primer encuentro sexual. Además del placer de sentirte dominante o que te dominen, otra ventaja de los roles de dominación/sumisión es que para llevarlos a la práctica no necesitas nada más que tu imaginación. Si se hace bien, puede ser muy excitante, pero para ello es importantísimo no tener vergüenza y concentrarse en el papel, para lograrlo, puedes utilizar juguetes o artículos como un látigo, muebles sexuales, pinzas para pezones, mordaza, entre muchos otros.

  • Los pies

Esta es una de las partes del cuerpo con más terminaciones nerviosas, pero por desgracia, los pies son los grandes olvidados en el sexo, y es que el pudor nos impide disfrutar del placer que pueden llegar a darnos. Para que puedas darle placer a tu pareja, sin tener que pasarlo mal, te recomendamos hacerlo en la ducha o justo después, o bien usar un aceite para masaje comestible del sabor que más te guste que también podrás usar por otras partes del cuerpo.

  • Jugar con líquidos

En el sexo desprendemos muchos líquidos de distintas clases, por lo que ensuciarnos, a veces, es inevitable. Pero si eres de esas personas a las que les gusta explorar y jugar con líquidos, como la saliva, el flujo, el semen o el sudor, entonces este fetiche te va como anillo al dedo. Si no lo has probado nunca y te da un poco de vergüenza, puedes dar el primer paso tirándole un hilito de saliva en la boca mientras estáis en la cama, tú arriba, e ir probando lo que más les guste.

 

Facebook Comments
¿Te ha gustado el artículo?
[Total: 0 Average: 0]