masajes para hombres

Hombre,Sexo

Bondage: El arte erótico de atar el cuerpo

29 May , 2018  

Los masajes para caballeros pueden ser una excelente manera de practicar sexo “vainilla”. Dulce, relajante, incluso puede decirse que convencional. Pero en el arte de la sexualidad no hay límites para buscar el placer y la gente lo sabe muy bien, por ello, existen muchas actividades eróticas, una de ellas y que se ha ido popularizando mucho es el Bondage.

Esta práctica consiste en inmovilizar el cuerpo de la pareja utilizando para ellos cuerdas de algodón, cintas, telas, cadenas, esposas, o cualquier elemento que pueda ser útil. En algunos casos puede combinarse otros accesorios para privar algunos sentidos, como mordazas o vendas para los ojos. Está actividad no solo es erótica, sin que tiene un alto grado de estética, pues busca atar sin dejar de lado realzar la belleza del cuerpo.

El bondage es un término que proviene del inglés y francés y tiene su equivalente en japonés, el Shibari, pero está práctica se limita mucho, usando más fibras naturales para privar del movimiento y dándole un alto grado de importancia a las técnicas y la estética con la que se ata a la persona en cuestión. Pero no debemos desviarnos del tema.

Te preguntarás ¿Por qué esta práctica resulta tan erótica y excitante? Pues eso se debe en parte a que el Bondage tiene la capacidad de liberar. La persona que será atada delega su responsabilidad a otra persona. A partir del momento que decide ser atado, su mente y cuerpo entran en un receso, liberándose de inhibiciones, prejuicios, miedos y buscando solamente disfrutar de las sensaciones que el cuerpo experimenta durante el cautiverio voluntario. Otro componente que lo hace tan excitante es el juego de dominación que ofrece la práctica.

Este arte despierta un enorme interés entre las personas. Es sumamente sensual, excitante, y se requiere un alto grado de confianza por el alto grado de vulnerabilidad al que se va a someter la persona que sea inmovilizada. A la excitación de estar abandonado a las sensaciones se le puede sumar la estimulación de las zonas erógenas por medio de las cuerdas o el roce que producen estás sobre la piel.

Esta práctica es calificada de disidente o alternativa al sexo convencional por que no es necesario que cada sesión cuente con una estimulación genital ni del coito. Aunque muchas personas gustan de sumar a la actividad juguetes sexuales como plugs o vibradores.

Es importante saber que para llevar a cabo este tipo de prácticas se debe tener conocimiento de nudos y al menos buscar talleres como los que ofrece Calabozo MX o lugares que puedan enseñar técnicas básicas, porque, ante todo, esta actividad tiene que ser sana, consensuada y segura.

Facebook Comments
¿Te ha gustado el artículo?
[Total: 0 Average: 0]

, ,