Erotismo

Conviértete en un experto en masajes eróticos

17 Dic , 2019  

masajes eroticos reforma

El foreplay, también conocido como los preliminares, son una parte muy importante de las relaciones en pareja, sobre todo, a la hora del sexo, ya que ayudan mucho a que ambas personas puedan relajarse, llegar a un nivel máximo de excitación y conectar todavía más con su amante; por esta razón, es necesario conocer e informarse acerca de todas las posibilidades del foreplay, una de ellas, y tal vez la más efectiva, son los masajes eroticos reforma. Si estás buscando sorprender a tu pareja, o simplemente quieres probar nuevas sensaciones y darle chispa a su rutina sexual, entonces debes aprender a hacer los mejores masajes eróticos; checa esta guía que tenemos para ti y convierte en un experto.

  • Crea el ambiente

El lugar es casi tan importante como el masaje, así que es muy importante crear el ambiente perfecto, y para lograrlo sólo necesitas algunos complementos: una luz tenue que permita ver únicamente lo necesario (puedes utilizar velas); olores o perfumes deliciosos que enciendan la atmósfera erótica como el incienso, la canela, el clavel, el coco, el musk, la rosa roja o la vainilla; y un aceite para que tus manos se puedan deslizar con suavidad en la piel de tu amante. Todos estos elementos los puedes encontrar en una sex shop.

  • Un masaje completo

Se pueden realizar masajes enfocados a cada parte del cuerpo, pero nosotros te recomendamos hacer uno completo para ello, pídele a tu pareja que se acuesta desnuda y boca arriba, después, empieza a masajear la planta de los pies de forma circular, presta especial atención a los dedos y presiónalos con tus yemas mientras realizas círculos. Ve subiendo con movimientos suaves y fluidos por todas las piernas, pero sin tocar sus partes íntimas. Luego, masajea el interior de los muslos para aumentar la excitación, sigue con el abdomen, hasta llegar a los pechos, a los que les dedicarás un poco más de tiempo: acaricialos suavemente, pellizcando ligeramente los pezones. Después, toca los brazos y las manos, comprimiendo los músculos de forma firme; a continuación, acaricia el cuello y sus orejas, especialmente el lóbulo, que es una de las principales zonas erógenas del cuerpo.

  • Los genitales son muy importantes

Una vez que hayas terminado con el masaje por todo su cuerpo, ya es momento de centrarte en sus genitales. Acaricia el pubis y las ingles, acercando tus manos poco a poco hacia el clítoris y los labios; después, con movimientos ondulatorios, acaricia la parte externa de la vulva hasta centrarte en el clítoris. Es importante variar la presión y el ritmo del masaje para que no sea aburrido o monótono. Una vez que hayas empezado a masturbar a tu pareja, introduce los dedos buscando el punto G, y con la otra mano sigue estimulando el clítoris. Te aseguramos que no podrá resistirse y tendrá un orgasmo como nunca antes.

¿Te ha gustado el artículo?
[Total: 0 Average: 0]
Facebook Comments

,