Masajes eróticos

Hombre,Salud,Sexo

Cuando el estrés afecta el cuerpo

10 May , 2018  

Tener un problema de erección no es sinónimo de disfunción eréctil. Muchas veces el estrés y las preocupaciones pueden afectar el cuerpo masculino, por ello te doy una serie de recomendaciones si quieres tener intimidad, pero tu cuerpo no te responde.

Masaje erótico:

Si ya estabas a punto de entrar en acción, pero aun así tu cuerpo no quiso reaccionar, entonces es momento de estimular área por área. Un masaje erótico, además de relajar la tensión que se acumula en los músculos, permite activar terminaciones nerviosas y zonas erógenas poco a poco. Puedes pedirle a tu pareja que te de un masaje, que comience en la espalda y de ahí se desplace a otras zonas como el cuello, la parte interna de los muslos, las orejas y los hombros. Sentirás cómo tu cuerpo cobra vida.

Jueguen un poco:

Los juegos preliminares antes de tener intimidar pueden ayudar a estimular el mayor órgano sexual, la mente, la cual es nuestra fuente natural de deseos y placeres. Cada persona es diferente, así que depende muchos de tus gustos y los de ella. Juegos de seducción o provocación pueden ser útiles, más no descartes explorar otros, incluso hacer uso de juguetes sexuales.

Saca la tensión:

Aunque no lo creas, exteriorizar aquello que te perturba o molesta puede ser lo indicado para liberar a tu mente de trivialidades y que se concentre en la labor, si puedes platicar con tu pareja de aquello que no te deja tranquilo, hazlo. Compartir una carga no solo te aliviará, sino que dejará que pases a cosas más interesantes.

Busca motivación visual:

Todo nos entra por los ojos. Los hombres somos visuales por naturaleza y podemos motivarnos viendo cosas que nos agraden. Por eso, un poco de piel, un conjunto sexy, un cabello salvaje o colores vivos pueden hacernos olvidar todo lo que nos estresa y sumergirnos a un buen estado de excitación.

Recurre a una fantasía:

Si la confianza entre tu pareja y tu es buena o ya lo han probado antes, quizás una fantasía pueda ser justo lo que necesitas para que las cosas se enciendan un poco. No tiene que ser muy elaborado. Un par de zapatos de tacón, crema batida y fresas o un cuarto diferente de la casa pueden tener un gran impacto en tu mente, pero sobre todo en tu cuerpo.

Ahora ya lo sabes, un problema de erección lo puede tener cualquiera, pero recuerda que si en más de una ocasión te ha pasado, lo mejor es ir con un especialista en el tema.

Facebook Comments