masajes-para-caballeros

Sin categoría

Fiestas infantiles a través del tiempo

12 Oct , 2017  

Cuando somos niños una de las cosas que más amamos son las fiestas de cumpleaños, y es que este día eres el centro de atención y todo gira en torno a ti. La fiesta está llena de dulces, amigos y, lo mejor, regalos, pero con el tiempo han ido cambiando y para muestra un botón.

Últimamente he visto en redes sociales música, artistas, caricaturas y otras cosas con la leyenda “si recuerdas esto, es porque ya estás viejo”, y la realidad es que el tiempo pasa a toda velocidad y, en particular, no puedo pensar en otra cosa que transmitirle a mi hijo la pasión por vivir y disfrutar cada momento.

Organizando la fiesta de mi hijo, me di cuenta que quería cosas que, aunque no son complicadas vaya que sí nos costaría trabajo conseguirlas y, entre el salon de fiestas infantiles y las piñatas de la liga de la justicia, me detuve a pensar en mi mejor fiesta de cumpleaños cuando niña y el resultado me sorprendió mucho.

Resulta que mis papás recuerdan –al igual que todos mis familiares-, una fiesta en particular que marcó mi infancia, y de paso la de mi hermana. Esta fiesta no es recordada por todos precisamente de la misma manera, pues mis papás lo recuerdan como si se tratara de una fiesta tipo “Proyecto X”, pero versión infantil y yo como un gran evento lleno de dulces, amigos y muchos regalos –vaya que me quedo corta cuando digo muchos-.

come-play

En esta fiesta había una piñata –y es que en cuál no la hay-, dulces y un sinfín de cosas que habíamos tardado semanas en elegir entre mi hermana y yo. Finalmente compramos lo básico: una piñata, dulces, bolsitas -éstas eran de lo más sencillas y con la figura que nos mataba en aquello entonces-, payaso, globos de colores, algunos niños y, el siempre confiable, patio de la casa. Con eso, una buena comida y música infantil (que incluye a Cri Cri o Cepillín) dábamos por hecho todo.

Organizar la fiesta de mi hijo me hizo darme cuenta de lo mucho que han cambiado las cosas pues ahora quieren una piñata que por la manera en la que está hecha y el costo de esta, parecería que los golpes te duelen más a ti que a ella. Todo debe tener la forma de sus personajes favoritos, y créanme que la he encontrado en todo: servilletas, vasos, platos, cubiertos, bolsas, globos, piñatas y hasta popotes comestibles. En algunos lugares, como el que yo alquilé que se llama Come play, te ofrecen todo un paquete que incluye juegos como escalar una pared, pintar caritas o algún dibujo y un mundo de juegos que cuando era niña se ajustaban a uno llamado “cebollitas”.

SÍ, las cosas han cambiado mucho y lo podemos ver en todo tipo de juguetes y compañías que ya no encuentran como complacer la enorme imaginación de los niños y alcanzar a la tecnología. Crayola o Play-Doh han creado juguetes con la intención de regresar a los clásicos y tomando en cuenta la opinión de los expertos de abandonar por un momento la tecnología y retomar los viejos juegos interactivos que desarrollaban algo más que nuestra imaginación.

¡Queremos saber qué piensas! Escribe todo en la caja de comentarios y no te vayas sin regalarnos un like y compartir esta y todas nuestras recomendaciones en redes sociales.

 

 

Facebook Comments


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *