dr-ruben-reyes

Salud

Hábitos que dañan el oído

6 Feb , 2018  

¡Hola, bebés de luz! ¿Cómo están? Espero que mejor que bien. Bueno, antes de empezar, quiero agradecer a todos esos pares de ojos -ojitos preciosos- que leen lo que escribo regularmente, y también darle la bienvenida a todas esas personas que llegan por primera vez, le prometo que no se aburrirán, ni se arrepentirán.

Nuestro cuerpo es un templo que debe ser cuidado y cada una de sus partes procuradas. Hay que tener en cuenta que ninguna parte puede ser reemplazable, al final si metes algo ajeno dentro de tu cuerpo, en mayor o menor medida esté será rechazado.

Una de las partes más delicadas del cuerpo y que más estamos acostumbrados a usar, están lo oídos. Es una parte básica de nuestro cuero, que utilizamos día a día, y de no cuidarla recorremos el peligro de acudir en un futuro a un estudio de audiometria, por pérdida del sentido de audición.

Así que, antes de que te quedes sin poder oír, por escuchar las canciones de Spotify, con tus audífonos, en el volumen más alto que te permite tu teléfono móvil; te traigo algunos hábitos que debes evitar, para cuidar de este sentido del ser humano, tan importante.  

  1. Fumar. De acuerdo con un estudio publicado en el Journal of the American Medical Association, las personas que consumen cigarrillos frecuentemente tienen alrededor de 70% de probabilidades de perder la audición que los no fumadores. Incluso, el daño a los oídos aumenta con la intensidad y duración de la exposición al humo del cigarro.
  2. Escuchar música a alto volumen. Las personas que llevan audífonos y escuchan su música a un nivel muy alto de volumen dañan su capacidad auditiva, por los cambios en el recubrimiento del nervio auditivo que lleva las señales de sonido al cerebro, de acuerdo con una investigación de la Universidad de Leicester.
  3. Beber alcohol. La Universidad de Ulm, en Alemania, sugiere que consumir alcohol en exceso genera daños en la corteza auditiva central del cerebro provocando una reducción del volumen cerebral, es decir, al deteriorarse el cerebro, también se registran daños en los nervios auditivos.
  4. Obesidad. Investigadores del Hospital de Brigham detallan que las mujeres con un alto índice de masa corporal tienen hasta un 17% más riesgo de perder la audición.
  5. Uso de cotonetes. Usar de forma inadecuada estos bastones de algodón puede romper la membrana timpánica y causar sordera, aseguran especialistas del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE).

Sin embargo, si ya tienes problemas con tu audición, es mejor acudas de inmediato con un especialista, para que te atiendas. Yo recomiendo ampliamente los servicios del Dr. Rubén Reyes, experto en estos temas.

Si la nota te pareció interesante y te es de utilidad, regálame un dedito arriba y compártela en tus redes sociales. También, si tienen alguna duda, opinión, consejo o lo que sea, pasa a la caja de comentarios y escríbeme.

¡Hasta la próxima!

 

Facebook Comments
¿Te ha gustado el artículo?
[Total: 0 Average: 0]