Hombre,Sexo

Las posiciones más placenteras para él

12 Jun , 2018  

Ya sea con tu pareja, tu amiga con derechos o una dama de compañia df, disfrutar de tu sexualidad y explorar cada posición del kamasutra es algo que no solo resulta desafiante, sino muy placentero. Existen posiciones que son más estimulantes para los caballeros que para las damas, lo cual no solo promete que las olas de placer lleguen mucho más fuertes, sino que toda la experiencia será memorable.

Antes de quedarte con la clásica posición de perrito, explora otras opciones y descubre cual puede volver su favorita. 

El andrómaco 

Esta posición permite a los hombres ceder el control y ritmo durante el sexo. Que sea su pareja quien tome la iniciativa no solo resulta excitante para muchos varones, sino que da más puede experimentar del placer por medio de los movimientos de la mujer. En está posición, el hombre queda tumbado boca arriba y la mujer sobre se sienta sobre la erección. controlando la intensidad y velocidad de los movimientos. EL hombre tendrá la libertad de acariciar el cuerpo de su pareja y ver como disfruta ella.

La butaca 

En esta postura, ambos son los que se involucran para marcar el ritmo y la intensidad de los movimientos. Para llevarla a cabo, el hombre debe sentarse flexionando sus rodillas y con la espalda apoyada sobre algún cojín o almohada. La mujer se sienta de frente sobre él, apoyando sus piernas sobre los hombres de su pareja. Es una posición que solo los experimentados -o muy atleticos- logran sin dificultades, pero vale la pena el esfuerzo.

Loto 

Para esta posición se involucra un poco los ejercicios de yoga. El hombre debe sentarse y cruzar las piernas, como si estuviera haciendo una media flor de loto, mientras su pareja se sentará encima de él y abrazará su torso con las piernas. Ella dicta el rito, pero el contacto que tendrán será dificil de igualar.

Dragón

Si en otras posición, el ceder el control es lo excitante, en esta posición el dominio es la chispa indicada para hacer entrar en combustión el cuerpo. El hombre es quien controla y varia el ritmo de las penetraciones, lo cual lo lleva a tener un control del orgasmo. Para llevarla a cabo la mujer debe estar recostada boca abajo en una cama, con una almohada a la altura de su vientre. Así puede arquear el cuerpo para conseguir una penetración profunda. El hombre se coloca sobre ella y comenzará el movimiento desde atrás. Pueden tomarse de las manos, pero siempre deben estar a la misma altura para empezar a ejecutarlo.

 

Facebook Comments