Curiosidades,Erotismo,Hombre,Sexo

Para poder hacerlo “duro contra el muro”

16 Ago , 2018  

¿Quieres darle variedad a tus encuentros eróticos en el df? Si ya te aburriste del “misionero” y “la vaquerita”, entonces te recomiendo unas cuantas poses para hacerlo de pie, o como dicen por ahí, “darle duro contra el muro”.

La más tradicional, contra la pared

Si no las has probado, este es el momento indicado para hacerlo. Para ello, La mujer se apoya en una pared con la espalda, mientras él se coloca enfrente, con los pies bien apoyados sobre el suelo. La toma por las caderas mientras ella envuelve su pies alrededor de su cadera para lograr un contacto intimo y la penetración. Existen algunas variantes. El hombre puede recargar a su pareja contra la pared mientra la penetra, si tiene un mueble o la cama cerca, la mujer puede apoyar ahí sus pies para que su pareja no cargue con todo el peso adicional y para los atrevidos (y los hombres más fuertes) esta la posición “suspendida” donde sin apoyo de la pared y solo con las manos, empuja el cuerpo de su pareja en un movimiento ascendente y descendente para lograr el movimiento y contacto sexual.

Un perrito poco convencional

Es una variación de la posición del “perrito”, salve que en esta, la mujer recarga sus manos en una pared y flexiona su cuerpo para hacer un angulo de 90 grados mientras su pareja se coloca detrás de ella para poder penetrarla. El hombre puede ayudarla apoyando una mano en la espalda baja para crea una mejor curva en la espalda y que ambos disfruten. También puede apoyarse de un taburete, o si lo quieren hacer más excitante, frente a un espejo.

El lobo

Ambos deben de estar de pie, sin apoyarse de nada salvo sus cuerpo. Él toma las caderas de su pareja y controla la frecuencia e intensidad de las embestidas. la mujer puede apoyar sus manos en sus caderas o en los brazos de su pareja mientras la sostiene.

El equilibrista 

Advertencia: esta postura tiene un nivel de dificultad avanzado y requiere de personas muy fuertes y, sobre todo, con flexibilidad. Para llevarla a cabo, él se mantiene de pie con las piernas entreabiertas mientras la chica se coloca de forma perpendicular de espaldas a el. Una mano se apoya en el piso mientras la otra hace equilibrio. La ventaja de esta es que permite tanto penetración vaginal como anal, pero eso si, utiliza un lubricantes a base agua para una mejor lubricación.

Facebook Comments
¿Te ha gustado el artículo?
[Total: 0 Average: 0]