estudio-de-audiometria

Salud

¡Qué escuchar no sea un problema!

29 Dic , 2017  

Share this...
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest

¡Hola, bebés! ¿Listos para iniciar un nuevo año? Les recuerdo que ya sólo faltan dos días para que el 2017 se acabe. Bueno antes de empezar, quiero agradecer a todos esos pares de ojos -ojitos preciosos- que leen lo que escribo regularmente, y también darle la bienvenida a todas esas personas que llegan por primera vez, le prometo que no se aburrirán, ni se arrepentirán.  

 

Es muy probable que tú tengas algún problema de audición y no lo hayas notado, ya que es un padecimiento común, aunque no lo creas. En mi familia, mi abuela empezó a perder la audición hace varios años, todos nos dimos cuenta comenzó a pedir que subieramos cada vez más el volumen de la telenovela que pasaba por el Canal de las Estrellas -es decir, el 2-. Ella se negó a creerlo por mucho tiempo, hasta que ya no pudo más.

 

Finalmente acudió al doctor para realizarse un estudio de audiometria, que es una prueba que evalúa el funcionamiento del sistema auditivo, que permite determinar la capacidad de una persona para escuchar los sonidos y la fase del proceso de audición que está alterada.

 

Si tienes un familiar o tú sufres de algún problema, aunque se mínimo, para oír, lo más conveniente es que acudas a tu médico para hacerte el mismo estudio. No tienes de que preocuparte, no es invasivo y los resultados, están a momento.

 

Para iniciar, cuando llegues a la clínica te harán unas preguntas generales acerca de tu estado de salud y sobre las situaciones en las que has notado dificultad para escuchar sonidos. En seguida, con el otoscopio revisarán el interior del conducto auditivo y el tímpano. Tras realizar este estudio básico, te pedirán que pases a una cabina donde te pondrás diferentes cascos con altavoces.

 

Si te animas y deseas ir al médico, te recomiendo altamente al Dr Ruben, quien se enfoca en las alteraciones de la voz, el habla, el lenguaje, la audición y la motricidad oral.

 

Si la nota te pareció interesante y te es de utilidad, regálame un dedito arriba y compártela en tus redes sociales. También, si tienen alguna duda, opinión, consejo o lo que sea, pasa a la caja de comentarios y escríbeme.

 

¡Hasta la próxima!

Facebook Comments


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *