valvulas egr

Sin categoría

¿Qué son las válvulas EGR?

7 Feb , 2019  

Válvulas EGR

No tienes que saber mucho de mecánica ni tener un auto para haber escuchado alguna vez en tu vida sobre la válvula EGR. Es un elemento anticontaminación con el que equipan a todos los cohces y que siempre salen en las conversaciones que tratan sobre problemas y averías, sobre todo cuando se trata sobre problemas en motores diésel.

Vamos a adentrarnos más en la definición de esta pieza; sus siglas vienen del acrónimo en inglés de Exhaust Gas Recirculation (Recirculación de Gases de Escape). Y aunque parezca un tema de actualidad, la verdad es que esta pieza es utilizada desde la década de los años 70, sobre todo en Estados Unidos, donde las leyes contra la contaminación son más severas.

La tarea de la válvula EGR es sencilla, pero muy importante, su labor es recircular parte de los gases que salen por el escape hacia la admisión. En otras palabras, reintroducir el humo de la combustión del motor en los cilindros para lograr reducir las emisiones de óxidos de nitrógeno.

Esta válvula conecta los colectores de escape con los de admisión y su apertura depende de diversos parámetros que ahora conoceremos. La clave de la reducción de los óxidos de nitrógeno es el descenso de la temperatura en la cámara de combustión al recircular los gases de escape hacia ella.

En los motores más modernos, el funcionamiento de la EGR se rige por la señal de los sensores de temperatura del motor, régimen del motor y carga de aceleración.

Fallas en la válvula EGR

Las averías en la EGR son relativamente comunes, especialmente en motores diésel que circulan mucho en ciudad y que acostumbrar a hacerlo a bajas vueltas. ¿Y por qué dan más problemas los diésel que los gasolina? Pues porque generan más carbonilla, y esa carbonilla se va adhiriendo a las paredes de la EGR e incluso a los colectores de admisión, haciendo que su diámetro disminuya y que por tanto, nuestro coche no respire bien y las prestaciones mermen.

Cuando la acumulación de carbonilla en la EGR es excesiva, puede darse el caso de que esta se quede atascada o de que no responda bien a los comandos de la ECU, ya que la suciedad puede hacer que no abra o cierre del todo. Además de que se nos encienda en el cuadro la pertinente luz de avería, puede dar lugar, especialmente si queda abierta, a una pérdida de potencia en el motor, tirones o dificultad de arranque en frío, además de mayor emisión de humos.

 

Facebook Comments
¿Te ha gustado el artículo?
[Total: 1 Average: 5]