spa ejecutivo

Sin categoría

Una clásica que no puedes perder

4 Jul , 2019  

spa ejecutivo

Los spa ejecutivo es importante pero sabes cuales son las clásicas que satisfacen a cualquier bueno aquí te las dejamos, las que puedas disfrutar sin problemas.

1. El 69

Descripción:
Empezamos con los preliminares, el hombre y la mujer están tumbados de pies contra cabeza, de lado, o uno de los dos boca arriba y el otro encima. Ambos gozan con las caricias bucogenitales, la felación y el cunilingus se aprecian al mismo tiempo.

Lo que esta postura estimula:
¡Todo lo que los labios y la lengua puedan estimular! Esta zona del cuerpo es idónea para dar placer, ya que se mueve con facilidad, para las mujeres llegan al séptimo cielo cuando se les acaricia el clítoris; y en cuanto a los hombres, el glande es la zona del pene más sensible al tacto y una fuente importante de placer sexual para el hombre, así que ya sabes: caricias suaves, húmedas, y eso incluye el clítoris.

¿Para quién?
Para aquellos a quienes les encanta el cuerpo del otro, sin tabús y sin impedimentos. A quienes les gusta besar por todo el cuerpo, acariciarlo, y chuparlo.

¿Por qué nos gusta?
Porque nos recuerda a una postura preliminar, y por lo tanto, precede a una penetración sexual, además de que estimula al instante. No es una postura para concebir, es una postura puramente placentera. Porque es estimulante observar cómo el sexo del otro reacciona cuando lo acaricias.

¿Por qué no nos gusta?
Porque les da asco acariciar el sexo del otro con la boca, a algunos hombres no les gusta el cunilingus porque el sexo femenino les asusta, despliega un olor extraño, y a algunas mujeres no les gusta la felación ¡por los mismos motivos! Pero en general, incluso cuando no nos gusta dar, te aseguramos que a muchos les encanta recibir y sentir ese tipo de caricias en nuestro cuerpo.

3. El Galgo

Descripción:
Ella se coloca a 4 patas y él, de rodillas, la penetra por detrás.

Lo que esta postura estimula:
De todo un poco, la postura del galgo permite una penetración muy profunda, una unión total de los cuerpos. Además, se puede penetrar también por otro sitio (sexo anal). Y de ahí se pueden explotar diversas sensaciones.

¿Para quién?
Para aquellos que les guste el contacto, y que no les hace falta mirarse a la cara para saber que se quieren. También es adecuado para las mujeres embarazadas (hasta el final del segundo trimestre, el vientre se siente libre).

Variante:
En lugar de estar a 4 patas, la mujer se puede tumbar boca abajo y su pareja se tiende también sobre ella. la penetración es menos profunda, pero el contacto de ambos cuerpos es muy íntimo.

Facebook Comments
¿Te ha gustado el artículo?
[Total: 0 Average: 0]